Colección: Minerales

Durante el funcionamiento del organismo se pierden minerales por la sudoración, es importante mantener los niveles de minerales para poder retrasar la fatiga y los calambres.

5 productos

Información Adicional

¿Qué son los minerales?

Los minerales son elementos inorgánicos que forman parte de las estructuras de muchos tejidos del cuerpo y que nuestro organismo no puede producir por sí mismo. Los minerales forman parte de los micronutrientes. Deben ser ingeridos a través de la dieta o de suplementos para evitar posibles carencias.

Son esenciales para el correcto funcionamiento y desarrollo del organismo. Los minerales representan entre el 4% y el 5% del peso corporal.

Durante el entrenamiento, a través del sudor, se pierden grandes cantidades de minerales, por lo que es importante reponerlos ya que pueden ayudar a evitar la fatiga, los calambres, etc. 

Existen dos tipos de minerales:

Macrominerales: formados por aquellos minerales que nuestro cuerpo necesita en cantidades superiores a 100mg/día.

Microminerales: son los minerales que el cuerpo necesita en cantidades inferiores a 100mg/día.

Aunque podemos obtener los minerales a través de la dieta y la alimentación, es habitual que, debido al estado actual de la vida, se produzcan carencias de alguno o varios de ellos. Un suplemento mineral puede ser la solución ideal para evitar las carencias.

¿Para qué sirven los minerales?

Son necesarios e intervienen en un gran número de funciones:

  • Ayudan a regular el equilibrio hídrico del organismo.
  • Forman parte de diversas estructuras como los huesos, los dientes y los músculos.
  • Forman parte de las enzimas.
  • Son necesarios para la transmisión de los impulsos nerviosos.
  • Participan en la estructura del ADN.
  • Son necesarios para el metabolismo.

¿Qué minerales son los más importantes?

Los electrolitos: 

Cloro, sodio y potasio. Especialmente importantes para los deportistas: se pierden a través del sudor y hay que reponerlos.

Tienen numerosas funciones: Intervienen en la regulación del agua en el organismo, el ph de la sangre, y es fundamental mantener unos niveles adecuados cuando se realiza una actividad física de alta intensidad

Calcio: 

Ayuda a proteger los huesos y previene la osteoporosis y los calambres musculares en los deportistas.

Hierro: 

Es necesario para las funciones cognitivas e interviene en el correcto metabolismo energético. También es esencial para la formación de hemoglobina y glóbulos rojos. Ayuda a reducir el cansancio y la fatiga.

Magnesio: 

Ayuda a reducir la presión arterial, mejora el rendimiento, evita la sensación de fatiga y mejora la absorción del calcio en los huesos.

Zinc: 

Contribuye a la formación de hormonas tiroideas, evita la caída del cabello y favorece el desarrollo muscular.